Aventuras de Sherlock Holmes

Autor: Arthur Conan Doyle | Título: Aventuras de Sherlock Holmes.

Aventuras de Sherlock Holmes

Sherlock Holmes, personaje ficticio creado en 1887 por Sir Arthur Conan Doyle, es un «detective asesor» en el Londres de finales del siglo XIX, que destaca por su inteligencia, su hábil uso de la observación y el razonamiento deductivo para resolver casos difíciles; es el arquetipo de investigador cerebral por excelencia e influyó en gran medida en la ficción detectivesca posterior a su aparición. No es muy ordenado en la rutina cotidiana, es muy habilidoso disfrazándose, fuma en pipa, le gustan las galletas, toca el violín con maestría y es un excelente boxeador. La mayoría de las aventuras y relatos de Sherlock Holmes están narradas por su amigo el doctor J. H. Watson. Holmes siempre criticaba a su compañero de aventuras porque, según él, Watson en sus relatos mezclaba los hechos significativos con detalles que, al ser innecesarios, distraen de los elementos objetivos que llevan a la resolución del caso. Sin embargo, en cuanto se ve él mismo en la tesitura de redactar sus aventuras, reconoce que el asunto tiene sus dificultades y que tal vez juzgó con demasiada severidad la redacción «florida» de Watson. Ha sido llevado muchas veces al cine y al teatro y también aparece en novelas, relatos, historietas, dibujos animados y series de televisión, con los más diversos grados de fidelidad al espíritu del personaje que es ya todo un icono de la cultura popular. Arthur Conan Doyle comenzó, en 1876, la carrera de medicina en la Universidad de Edimburgo, donde conoció al médico forense Joseph Bell, el profesor que le inspiraría la figura de su famoso personaje, y que dio lugar, entre otros, al libro que nos ocupa, Aventuras de Sherlock Holmes.

¿Sabías que Sherlock Holmes jamás dijo «Elemental, mi querido Watson»? Sí es correcto que Sherlock Holmes, en alguna ocasión, pronuncia la palabra «elemental» y en otras «mi querido Watson», pero por separado y en contextos diferentes, nunca juntas. La primera vez que apareció la famosa frase «Elemental, mi querido Watson», fue en una película de 1939, titulada Aventuras de Sherlock Holmes. A partir de ahí se popularizó, utilizándose en múltiples largometrajes, series y nuevas aventuras escritas por otros autores.

Aventuras de Sherlock Holmes, de Arthur Conan Doyle. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
4,85 € PDF Libros 260 págs. 2,96 Mb.

Deja un comentario