Novedades

Visualizando por categoría

 

Las profecías de Nostradamus

Autor: Michel Nostradamus. Título: Las profecías de Nostradamus

Las profecías de Nostradamus

Nostradamus fue médico y vidente, astrólogo y filósofo, matemático y alquimista. Este personaje ha sido objeto de estudio, de análisis y de una ininterrumpida búsqueda por parte de cuantos se han esforzado en descubrir su auténtica personalidad y sobre todo el secreto, mucho más apasionante, que se encierra en sus famosas profecías. En honor a la verdad, la crítica racionalista niega la existencia de cualquier «secreto de Nostradamus», reduciendo su obra de clarividente a un mero producto de la alucinada imaginación de un loco, a una explosión de imágenes, fruto de una alquimia del pensamiento que puede cautivar, pero que no puede satisfacer razonablemente a quienes la examinen. Sin embargo, no se puede liquidar con una interpretación tan simplista al autor de las famosas Centurias; no se pueden despachar tan sencilla y cómodamente los 22 libros de las versiones proféticas de Michel de Nostredame, más conocido por el nombre latino que él mismo se había dado: Nostradamus. Aunque todo el mundo haya oído hablar de él y su nombre se cite con frecuencia, ¿cuantos habrán leído, siquiera por encima, su extraordinario conjunto de profecías? Un número muy reducido, sin que ello deba sorprender lo más mínimo. Si los textos de Nostradamus pudieran ser interpretados de forma inmediata y precisa; si sus profecías en lugar de encubrirse en un lenguaje enigmático estuviesen al alcance de todo el mundo, su obra sería el best-seller más grande de todos los tiempos. ¿Quién de nosotros renúnciaría a satisfacer la curiosidad de conocer su porvenir? ¿Quién prefiere ignorar lo que el destino reserva a los hombres?

Nostradamus, este gran explorador de lo ignoto humano ¿merece o no ser contado entre los grandes sabios que desde los profetas bíblicos hasta nuestros días hen escrito, con letras de fuego, la historia de los hombres? La respuesta a tal interrogante podrá darla cada uno de nosotros después de haber leído con suma atención sus profecías. Incluso el más escéptico de los lectores tendrá que admitir que el singular documento literario que Nostradamus nos legó abre un abismo de hipótesis como ningún otro libro lo hiciera en el curso de los siglos.

Las profecías de Nostradamus, de Michel Nostradamus. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.

La isla del tesoro

Autor: Robert Louis Stevenson. Título: La isla del tesoro

La isla del tesoro

El término La isla del tesoro ha pasado a la lengua como un tópico, y a menudo es usado como título para definir toda clase de juegos, paseos, sitios, etc. El autor, Stevenson unió a los piratas para siempre con mapas, goletas negras, islas tropicales y marineros con una sola pierna, con loros sobre sus hombros. El mapa que marca con una X la posición del tesoro enterrado es un rasgos inconfundible de los piratas, y sin embargo es una invención completamente ficticia que debe su origen al mapa original de Stevenson. Gracias a sus cartas y ensayos, sabemos mucho sobre sus fuentes e inspiraciones. El catalizador inicial fue el mapa de la isla, alrededor del cual giraba el argumento entero. Jim Hawkins, un chico que, junto a sus padres, trabaja en la posada del Almirante Benbow. Un día aparece un marinero con la mejilla cortada, Billy Bones, cuya única posesión es un viejo cofre. La posada recibe la visita de un marinero ciego la misma noche que el padre de Jim muere. Éste amenaza a Bones diciéndole que más tarde él y sus esbirros le atacarán para recuperar el cofre. Bones muere de apoplejía, producto de su adicción al ron. El efecto de La isla del tesoro sobre nuestra percepción de los piratas a menudo se subestima. Stevenson envió el mapa con su manuscrito al editor del libro, que más tarde dijo haber perdido. Stevenson no tenía ninguna copia del mapa y quedó desolado. En los días anteriores a las fotocopiadoras, tuvo que construir tediosamente otro mapa desde el principio, asegurándose de emparejar la trama esta vez. El nuevo mapa carecía del encanto del primero y nunca fue realmente la Isla del tesoro de Stevenson, sin embargo, también se refirió a los recuerdos de las obras de Daniel Defoe, Edgar Allan Poe, El escarabajo de oro y Washington Irving.

Robert Louis Balfour Stevenson (Edimburgo, Escocia, 13 de noviembre de 1850-Vailima, cerca de Apia, Samoa, 3 de diciembre de 1894) fue un novelista, poeta y ensayista escocés. Su legado es una vasta obra que incluye crónicas de viajes, novelas de aventuras e históricas, así como lírica y ensayos. Se le conoce principalmente por ser el autor de algunas de las historias fantásticas y de aventuras más clásicas de la literatura juvenil, como La isla del tesoro, la novela histórica La flecha negra y la popular novela de horror El extraño caso del doctor Jekyll y míster Hyde, dedicada al fenómeno de la personalidad escindida, y que puede ser leída como novela psicológica de horror. Varias de sus novelas continúan siendo muy famosas y algunas han sido llevadas al cine del siglo XX, dirigidas al público infantil. Muy importante también su obra ensayística, breve pero decisiva, en lo que se refiere a la estructura de la moderna novela de aventuras.

La isla del tesoro, de Robert Louis Stevenson. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.

La Odisea

Autor: Homero. Título: La Odisea

La Odisea

El poema es, junto a la Ilíada, uno de los primeros textos de la épica grecolatina y por tanto de la literatura occidental. Se cree que fue transmitido por vía oral durante siglos en dialectos de la antigua Grecia. Ya en el siglo IX a. C., con la reciente aparición del alfabeto, tanto la Odisea como la Ilíada pudieron ser las primeras obras en ser transcritas, aunque la mayoría de la crítica se inclina por datarlas en el siglo VIII a. C. El texto homérico más antiguo que conocemos es la versión de Aristarco de Samotracia (siglo II a. C.). La mejor arma de Odiseo es su astucia. Gracias a su inteligencia —además de la ayuda provista por Palas Atenea, hija de Zeus Cronida— es capaz de escapar de los continuos problemas a los que ha de enfrentarse por designio de los dioses. Para esto, planea diversas artimañas, bien sean físicas —como pueden ser disfraces— o con audaces y engañosos discursos de los que se vale para conseguir sus objetivos. La obra consta de 24 cantos. Al igual que muchos poemas épicos antiguos, comienza en mitad de la historia, contando los hechos anteriores a base de recuerdos o narraciones del propio Odiseo. El poema está dividido en tres partes. En la Telemaquia (cantos del I al IV) se describe la situación de Ítaca con la ausencia de su rey, el sufrimiento de Telémaco y Penélope debido a los pretendientes, y cómo el joven emprende un viaje en busca de su padre. En el regreso de Odiseo (cantos del V al XII) Odiseo llega a la corte del rey Alcínoo y narra todas sus aventuras desde que salió de Troya. Finalmente, en la venganza de Odiseo (cantos del XIII al XXIV), se describe el regreso a la isla, el reconocimiento por alguno de sus esclavos y su hijo, y cómo Odiseo se venga de los pretendientes matándolos a todos. Tras aquello, Odiseo es reconocido por su esposa Penélope y recupera su reino. Por último, se firma la paz entre todos los itacenses.

La repercusión de la Odisea en la cultura occidental se puede ver en las numerosas adaptaciones y versiones que su argumento ha tenido en prosa, verso, teatro, cine, televisión e historieta. Además, ha legado al idioma español los términos odisea y mentor (y términos similares en otros idiomas occidentales). Narra la vuelta a casa del héroe griego Odiseo (Ulises en latín) tras la Guerra de Troya. Además de haber estado diez años fuera luchando, Odiseo tarda otros diez años en regresar a la isla de Ítaca, donde poseía el título de rey, período durante el cual su hijo Telémaco y su esposa Penélope han de tolerar en su palacio a los pretendientes que buscan desposarla (pues ya creían muerto a Odiseo), al mismo tiempo que consumen los bienes de la familia.

La Odisea, de Homero. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.

Cuentos de la Alhambra

Autor: Washington Irving. Título: Cuentos de la Alhambra

Cuentos de la Alhambra

El escritor norteamericano Washington Irving (1783-1859) es el autor de la novela Cuentos de la Alhambra. Adscrito a la corriente del romanticismo destaca en este libro la confluencia de su interés por España y sus tradiciones (algunos le consideran el primer hispanista extranjero) y la influencia del orientalismo. Tuvo el privilegio de vivir en la Alhambra mientras escribía el libro. Después de recoger todas las leyendas de los habitantes de la Alhambra, y tras investigar en los archivos de la biblioteca universitaria granadina, desarrolló un género de novela fantástica de imprescindible lectura. Entre 1829 y 1832 fue secretario de la delegación americana en España, bajo las órdenes de Martin Van Buren. Durante este tiempo viajó entre otros lugares a El Escorial, Sevilla y Granada examinando los archivos que contenían documentación sobre todo lo relativo al Nuevo Mundo. Ello le sirvió de base para escribir diferentes novelas de temática hispana. Su estancia en Granada le dio la oportunidad de alojarse durante una temporada en la propia Alhambra. Fue entonces cuando aprovechó para recopilar las leyendas y cuentos granadinos, génesis de los Cuentos de la Alhambra. Al mismo tiempo, el libro avanza por el tiempo presente (1829), correspondiente a la realidad que vive el propio autor. Esto le permite mostrar un rico cuadro de la Granada de la época, de sus calles, sus gentes, sus costumbres, etc. Una placa ubicada en la Alhambra rememora la estancia de Washington Irving en el monumento.

Esta original novela entremezcla una serie de narraciones o cuentos con el libro de viajes y el diario. El protagonista e hilo conductor es el propio autor, Washington Irving, que tras su llegada a España inicia un recorrido por tierras andaluzas que le llevan a Granada. Allí queda extasiado por la majestuosidad de la Alhambra en cuyas habitaciones se hospedará. Durante su estancia conoce a varios personajes, entre los que hay que destacar al que se convierte en su criado, Mateo Jiménez, que le acompañarán y le darán noticia de esos cuentos y leyendas que giran en torno al monumento y su pasado árabe. Descubre así historias como la del astrólogo árabe que contribuyó con su magia a derrotar a los ejércitos enemigos; la de las tres hermosas princesas encerradas en una torre para que no se enamoraran; la del peregrino del amor también encerrado en una torre por su celoso padre; la del legado del moro que nos habla de un fabuloso tesoro encontrado por un aguador; la de la Rosa de la Alhambra en que se nos muestra un laúd maravilloso capaz de curar la melancolía del rey.

Cuentos de la Alhambra, de Washington Irving. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.

La Eneida

Autor: Publio Virgilio Marón. Título: La Eneida

La Eneida

La Eneida es una epopeya latina escrita por Publio Virgilio Marón (70-19 a. C.), uno de los mayores poetas latinos, en el siglo I a. C. por encargo del emperador Augusto con el fin de glorificar al Imperio, atribuyéndole un origen mítico. Virgilio elaboró una reescritura, más que una continuación, de los poemas homéricos tomando como punto de partida la guerra de Troya y la destrucción de esa ciudad y presentando la fundación de Roma a la manera de los mitos griegos. Virgilio trabajó en esta obra desde el año 29 a. C. hasta el fin de sus días (19 a. C.) Se suele decir que Virgilio, en su lecho de muerte, encargó quemar la Eneida, fuera porque desease desvincularse de la propaganda política de Augusto o fuera porque no considerase que la obra hubiera alcanzado la perfección buscada por él como poeta. Eneas, príncipe de Dardania, huye de Troya tras haber sido quemada ésta por el ejército aqueo, llevándose a su padre Anquises y a su hijo Ascanio. En el camino, su mujer Creúsa se pierde definitivamente y su fantasma dice a Eneas que no vierta amargas lágrimas por ella, pues le estaba aparejado por el destino una esposa de sangre real. Juno, rencorosa con la estirpe troyana, trata de desviar por todos los medios a la flota de supervivientes de su destino inevitable, Italia. Las peregrinaciones de Eneas duran siete años, hasta que llegado el último es acogido en el reino emergente de Cartago, gobernado por Dido o Elisa de Tiro. Por un ardid de Venus y Cupido, Dido se enamora perdidamente de Eneas y tras la partida de éste por orden de Júpiter, se quita la vida, maldiciendo antes a toda la estirpe venidera de Eneas y clamando el surgimiento de un héroe vengador; de esta forma se crea el cuadro que justifica la eterna enemistad entre dos pueblos hermanos, el de Cartago y el de Roma, origen mítico de las guerras púnicas. En su camino hacia Italia se le aparece el alma de su padre Anquises que le pide que vaya a verlo al Averno. Eneas, acompañado de la Sibila de Cumas, recorre los reinos de Plutón y Anquises le muestra toda la gloria y pompa de su futura estirpe, los romanos. Llegados por fin los troyanos a Italia contactan con el rey Latino, quien los recibe pacíficamente, y recordando la antigua profecía de que su hija Lavinia se casaría con un extranjero, decide aliarse con Eneas y darle a Lavinia por esposa. Turno, rey de los rútulos, primo y pretendiente de Lavinia, trastornado por las Furias, declara la guerra a Eneas. Los dos ejércitos con sus aliados se enfrentan fieramente, ayudados los troyanos por Venus y los rútulos por Juno, sin que Júpiter intervenga. La obra consta de casi diez mil hexámetros dactílicos, divididos en doce libros, que se pueden agrupar en dos partes; los seis primeros que narran los viajes de Eneas hasta llegar a Italia, al estilo de la Odisea, y los seis últimos que narran sus conquistas en Italia, al estilo de la Ilíada y del Ciclo troyano.

Se dice que, más aún que una imitación de la Ilíada y de la Odisea, Virgilio se planteó una suerte de competición con Homero. Así, frente a los 24 cantos de que se compone cada una de las epopeyas homéricas, la Eneida se compone de 12. Se pueden encontrar paralelismos, con sus correspondientes oposiciones, entre las dos obras griegas y esta otra latina.

La Eneida, de Publio Virgilio Marón. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.