Diario de un seductor

Autor: Søren Kierkegaard. Título: Diario de un seductor

Diario de un seductor

Fruto de su tormentosa relación con Regine Olsen y de sus meditaciones sobre el amor, el Diario de un seductor es, con seguridad, la obra que más fama ha reportado a Søren Kierkegaard (1813-1855). A saber, el hombre que atrapado por la fuerza de la inmediatez y el goce sensual vaga por la vida víctima de sus instintos y sin poder ver en lo que le rodea nada más que un medio para satisfacer sus apetencias. Regina Olsen es una adolescente de apenas catorce años cuando Søren Kierkegaard la corteja y abandona. De la ruptura, ella se repone inmediatamente. Para él, en cambio, este hecho configurará el meollo de su reflexión filosófica: el compromiso y la entrega, el misterio de la pasión, erotismo y mito, contemplación estética e historia. Pequeño tributo a la figura del seductor de la novela decimonónica, el Diario de un seductor narra la relación entre Juan, el seductor —ducho en las artes del engaño y la manipulación— y la joven e ingenua Cordelia. Sin embargo, más allá de la trama literaria, abundar en la psicología del seductor no es sino un bello recurso que el filósofo danés utilizará para reflexionar sobre el hombre estético. Para invocar los horrores secretos del Diario de un seductor, Søren Kierkegaard apeló a sus demonios domésticos. No podemos hablar de una obra estrictamente autobiográfica, pero sí de algunas vivencias cercanas borradas: un lienzo reescrito a través de una óptica artística sobre hechos personales. El temperamento melancólico de Søren Kierkegaard, por momentos, arrollador, lo llevó a romper con la única mujer que realmente amó. Entre 1819 y 1834 murieron tanto su madre como sus cinco hermanos. La última desgracia lo sumió en un estado de desesperanza irreversible. Rompió su compromiso con la hermosa Regine Olsen, a pesar de que la amaba sinceramente; creyendo que su propio temperamento hecho de hastío y abatimiento, sería la ruina de aquella muchacha llena de vida.

Juan, persona que entiende el arte como un valor esencial, seduce a Cordelia a través de la imaginación, a través de la literatura. En el juego de la seducción intervienen la mirada, los gestos, la sonrisa, varias actitudes para despertar el deseo de los demás. Pero cuando el poder de las palabras, la seducción de lo sensible que guarda la literatura es la que seduce, se sucumbe a la seducción específica del arte, como le sucede a la adolescente Cordelia, la protagonista femenina de El diario de un seductor de Sören Kierkegaard.

Diario de un seductor, de Søren Kierkegaard. Ficha técnica:

Precio Formato Categoría Páginas Tamaño
5,75 € PDF Libros 000 págs. 0,00 Mb.

Deja un comentario