Curiosidades

Katy Perry y el chimpancé

Los chimpancés suelen identificarse más con los sentimientos de los humanos y con miembros de su manada, pero no con los chimpancés de otra comunidad

Según un estudio publicado por la Royal Society británica, los chimpancés comparten sentimientos con humanos tanto conocidos como desconocidos y con miembros de su manada. Sin embargo, con chimpancés de otra comunidad o con los otros primates, no suelen hacerlo. Un equipo de investigadores del Centro Nacional Yerkes de Investigación de Primates de la Universidad Emory en Georgia (EEUU), ha estudiado la capacidad que tienen los chimpancés de identificarse con los sentimientos y actitudes de otros individuos a través de lo que se conoce como «bostezo contagioso». Según diversos estudios, la empatía de los humanos suele ser «muy flexible», ya que se suele sentir tanto por los más cercanos, como también por personas desconocidas e incluso por animales de otras especies. De esa forma, los investigadores han querido comprobar si los chimpancés, una especie cercana a los humanos, tenían capacidad para compartir los sentimientos como el ser humano.

La importancia de los bostezos

Para realizar el estudio, los investigadores mostraron a los chimpancés varios vídeos en los que salían tanto humanos como chimpancés que conocían, otros que no habían visto nunca y algunos babuinos (una especie de monos africanos). En los vídeos, todos solían aparecer bostezando, es decir, realizando una acción que en las personas suele provocar una «empatía involuntaria», es decir, otro bostezo. Los resultados demostraron que los chimpancés imitaban el bostezo de todos los humanos y el de los chimpancés que ya conocían, pero no se contagiaron del resto (es decir, de los chimpancés de otras comunidades o de los otros primates), aunque mostraron «más interés» por ellos. Los investigadores han determinado que apenas hay empatía con los babuinos y chimpancés de otras manadas, pero al mismo tiempo, el mayor interés en verles en los vídeos, creen que puede ser por «la hostilidad hacia ellos, y a que son vistos como potenciales enemigos». Finalmente, respecto al acto de responder a los bostezos de todos los humanos (conocidos y desconocidos),  los científicos han deducido que los chimpancés no necesitan conocer al emisor del estímulo para que se sientan identificados, pero «sí que tiene que pertenecer a una especie con la que los chimpancés tengan una historia de interacción social positiva».

KatyPerry-chimpance-5KatyPerry-chimpance-4KatyPerry-chimpance-3

KatyPerry-chimpanceKatyPerry-chimpance-2KatyPerry-chimpance-6

Deja un comentario